Por Roncesvalles

Buenas noches!

Hoy domingo nos ha tocado rutilla fuera de Pamplona, buscando nuevos parajes y la verdad, creo que hemos acertado de pleno. La idea era la zona norte de Navarra, con punto de partida Roncesvalles. Allí hay infinidad de rutas, así que tirando de mapa de papel y mapa digital (con Land de TwoNav) preparé una rutilla que, a priori, parecía atractiva. Corta pero intensa, y así ha sido 🙂

Cómo he dicho, hemos arrancado en Roncesvalles, y a través de una buena pista de unos 10 km, nos ha llevado hasta la fábrica de armas de Orbaizeta. Ésta pista, con un firme buenísimo, quitando algún repechillo corto, se trata de un tramo rápido, con varios cruces bien marcados, así que es complicado equivocarse.

Tras llegar a la fábrica de armas de Orbaizeta, y sacar las obligatorias fotos, volvemos sobre nuestro pasos unos metros y cogemos un carretil asfaltado que poco a poco, en lento y bonito ascenso, con algún que otro tramo con bastante pendiente, nos llevará hacia unas praderas muy chulas, plagadas de vacas y caballos. Nos ha comentado Ismael que en la Irati Xtrem se sube por aquí, pero con la bicicleta de carretera. Casi en la parte final asfaltada, a mano izquierda, hay señalizada una pequeña ruta de "cromlech" y demás antiguas construcciones.

En cuanto nos encontremos la primera curva de 180 grados a derechas de asfalto, tendremos que girar a izquierdas, por un camino roto bien diferenciado, dividido claramente como si fuera dos sendas el que lo forman, en ligero ascenso. Al comienzo como he dicho, se ve claro, luego se va cerrando y en cuando nos toque la primera curva de 180 grados a derechas, seguiremos por la pradera. Sí, por la pradera, buscando los hitos de GR blancos y rojos. Ahora viene tramo duro, subidas por pradera herbosa que hacen agarrarse la bicicleta al suelo como si fuera velcro. Estabamos 7 bikers, y tres han subido hasta arriba sin echar pie a tierra. Yo no he sido uno de ellos, por supuesto 🙂

Una vez superado el tramo de hierba, para mí el más duro de toda la jornada, tocaba disfrutar, a nuestra derecha, del monte Urkulu, con las ruinas de una torre de origen romano que hay en su cima. Se estaba muy bien allí contemplando el paisaje, pero el frío era uno más en la ruta.

Ahora aquí, desde la base del Urkulu, toca "pistear" por decir algo, el camino es malo pero mejor que la hierba, en ligero ascenso, muy llevadero, hasta la frontera con Francia. Una vez superada, nos encontramos una carretil asfaltado por el que pedalearemos casi siempre cuesta abajo, para coger el cruce a izquierdas del Camino de Santiago, que nos llevará hasta el punto de origen, Roncesvalles. Las vistas desde el carretil éste que os comento, son muy bonitas, merece la pena disfrutarlas.

El cruce del Camino de Santiago no tiene pérdida, hay una placa y un pequeño crucero, supongo que homenaje a algún peregrino fallecido.

Siguiendo a éstos dos peregrinos de la foto superior, poco a poco seguimos subiendo, hasta alcanzar casi los 1500 mts, siguiendo el bien señalizado Camino de Santiago. Está perfectamente balizado, no tiene perdida. Primero iremos por pradera, luego por camino y finalmente por senda. Una gozada para pedalear y seguir disfrutando.

Para finalizar, os voy a dejar un pequeño video que ha grabado el amigo Juan, y como siempre, el mapa, perfil y enlace de descarga del track. Recomendable llevar algo de ropa de abrigo, porque en las zonas más altas, el aire sopla de lo lindo, y muy fresco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *