Saltar al contenido

Crónica VIII Bardena Negra de Fustiñana

22 septiembre, 2017

Buenas noches!

El pasado domingo 17 de septiembre tuvimos el placer de disfrutar de la bardena negra de la mano de los amigos del CLUB CICLISTA PORTIMAYOR de Fustiñana, en la octava edición de la BTT BARDENA NEGRA. No sabría que destacar de esta marcha hasta ahora desconocida para mí, el recorrido, la organización… Nos habían prometido que iba a ser una edición de especial por el recorrido y por el número de participantes. 328 fueron los inscritos. 100 ciclistas más que otros años. Los organizadores se mostraban nerviosos antes de comenzar por si sabrían gestionar este aumento en el número de participantes. Y la verdad es que cumplieron sobradamente.

Empecemos por el recorrido. Trás la explosión de la traca y con los primeros acordes de thunderstruck de ac-dc a todo volumen se dio la salida a las 9 de la mañana. La previsión era de temperaturas suaves y la práctica ausencia de viento y se cumplió . Después de unos kilómetros neutralizados a orillas del canal de tauste, comenzamos la primera ascensión de la mañana. 1 km de suave pendiente que nos hizo calentar y nos llevo a las primeras vistas de la negra. Continuamos por zona desértica hasta el km 22 donde empezaba la segunda rampa, de 2,5 km y donde el paisaje ya empezaba a cambiar. Entrábamos en zona de monte bajo, que tras el primer avituallamiento, en el km 25 se convertiría en denso pinar. A partir de ahí, ya en Aragón, la zona más espectacular de la marcha. Primero una larga, pero tendida pista de bajada entre pinares que  resultó ser el aperitivo de lo que encontraríamos después. Esta pista nos llevo a un serpenteante camino que mezclaba zonas erosionadas típicas de la blanca, con frondosos y sorprendentes pinares. Así llegamos a la subida de val de China. Muy suave pero larga, con algún tramo de sombra que empezaba a agradecerse.

Así llegamos al segundo avituallamiento líquido, situado en el km 37. Seguidos  durante 13 kilómetros de continuas curvas  y toboganes con vistas espectaculares de la comarca de las 5 villas a la izquierda y los cortados de la negra a la derecha, donde sobrevolaban amenazantes decenas de buitres, hasta que llegamos a la última y más importante ascensión del día, que nos llevaba hacia el santuario de Sancho Abarca. Una subida de casi tres km a poco más del 6% de media, que nos permitía ver parte del camino andado. En la cima el avituallamiento sólido líquido. Nos quedaban 15 km por la plana de la negra, la bajada de la cuesta más emblemática de la zona, la umbría, y prácticamente todo bajada hasta Fustiñana, escepto dos pequeños repechos. 80 km espectaculares que nos enseñaron la parte más desconocida para el gran público de las bardenas reales. También hubo un recorrido corto de 50 km para los que no querían hacer los 80 km de la marcha larga. 
 
En la meta seguían las sorpresas. Bocadillos de txistorra, panceta y salchicha blanca a la brasa, y una sartén gigante de migas, además de cerveza y refrescos. 

Destacar la organización de la marcha. Se nota que lo hacen con cariño y siempre pensando en el bienestar de los ciclistas. Con muchos y muy bien surtidos avituallamientos, amables voluntarios, el recorrido perfectamente señalizado, donde aunque fueras solo era imposible perderse. Amplia atención mecánica y sanitaria. Se nota que el Club ciclista portimayor pone empeño es que su marcha sea una de las grandes de la zona.

El año que viene, sin duda, volveré a Fustiñana a disfrutar de la novena edición de esta fantástica marcha cicloturista. 

Feliz finde!!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies